Sostengo que lo que entendemos por poesía se debe en buena medida a la lírica árabe y especialmente andalusí del medievo..

Esa lírica está claramente detrás del fenómeno medieval de los trovadores, que a su vez es el fundamento indiscutible de lo que el hombre moderno considera poesía. 

Naturalmente, tenemos a Dante y su Comedia para poner en cuestión la radicalidad de mi tesis. Pero hay que recordar que Asín Palacios (y Emilio García Gómez) sugirieron razonadamente los claros antecedentes islámicos en la obra del vate florentino, quien, por cierto, sabía leer provenzal y proclamaba su admiración hacia trovadores catalanes no poco tributarios, a su vez, de la poesía andalusí (y algún día escribiré algo sobre las raíces islámicas de ese derviche cristiano llamado Francisco de Asís, que antes de ser santo fue trovador, y por lo tanto poeta).

Tiene cierta lógica que la poesía moderna arranque en los diwanes del Islam. Y esto es así porque posiblemente, la lengua árabe ofrece especiales ventajas para la creación poética. 

Como es sabido, en árabe existen decenas de miles (o tal vez centenas de miles) de raíces consonánticas cuyo significado varía y se matiza de muchas maneras en función del juego vocálico. Esto hace que no sea demasiado hiperbólica esa cifra de más de doce millones de palabras que, según un estudioso egipcio del siglo XV, contiene el lenguaje árabe. Una cantidad harto mayor a la que se atribuye a otras lenguas de nuestro entorno, que se mueven en cifras diez o veinte veces menores, dependiendo de diferentes criterios.

Un hermoso ejemplo de la riqueza y amplitud del léxico árabe lo consituye la idea de amor en ese lenguaje. Frente a nuestro limitado binomio querer/amar, los árabes, especialmente en el ámbito poético, usan más de diez términos distintos, cada uno con un matiz diferencial pero todos ellos dentro del campo semántico del amor. Merece la pena examinar algunos.

Shaghaf, por ejemplo, es la palabra árabe para definir una forma de amor, sincera y plena, esa entrega completa en la que se pone todo el corazón. 

Wala viene a ser algo similar, pero con el componente del ardor físico y el fuego pasional. 

Jawa es similar a wala, pero con un claro matiz de dolor, que evoca el sufrimiento interior producido por una mala digestión o un reflujo gástrico. 

Esa idea de dolor también está presente en sabbab, que evoca la idea de un amor que hace brotar sangre desde el corazón al exterior. 

Hub es el amor creciente, el amor que se va haciendo más grande cada día, como una semilla que germina. 

Hawa es el amor en pequeño, poco más que una cierta inclinación hacia el otro. 

Huyyam es el amor insaciable y ansioso, que asemeja la sed insoportable del peregrino en el desierto. 

Gharam es el amor del que se preocupa todo el tiempo por el otro, de forma casi obsesiva.

Ishq es la pasión amorosa de quien no se puede separar del ser amado. 

Fitna es el amor que nos deshace por dentro, que nos funde por completo, como un metal en el crisol. 

Tawq es un amor con ciertos tintes trágicos, el amor que parece empujarnos fatalmente al sacrificio personal. 

Walah es el amor loco, el que nos hace perder la cabeza. 

Taym es el enamoramiento que nos desorienta, que nos hace sentir como viajeros extraviados en un mundo desconocido.

“¿Cómo te amo yo?“, se pregunta retóricamente Elizabeth Barret Browning en su celebérrimo soneto, antes de pasar a contarnos las maneras. 

Al concluir el poema, nos damos cuenta de que, en realidad, le faltan palabras a la autora para expresar los diferentes matices de su pasión y es por ello por lo que utiliza los hermosos circunloquios que han hecho de se soneto un monumento universal de la poesía: el amor que nace en el hondo abismo, el del calmo instante de cada día, el de la fe de niña, el amor tierno, el de cada sonrisa y cada lágrima, el que persigue las fronteras del ser y de la gracia…

Todo eso lo podría haber dicho la poetisa británica–quien sabe–de una manera más precisa si hubiese escrito en árabe. 

Pero no estoy seguro de que fuese una manera más bella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s