Es bien sabido que la palabra del idioma alemán «Schadenfreude«, se ha universalizado para definir esa morbosa alegría por el mal ajeno que siente quien ha eludido un mal similar. 

El concepto se remonta a Lucrecio, quien, en unos versos de De Rerum Natura, describe la emoción de alguien que, desde la seguridad de la tierra firme, encuentra cierto placer contemplando cómo naufraga un barco en medio de los arrecifes.

Ayer tarde, visité la casa de una amiga, que ella ha levantado y embellecido casi con sus propias manos, en un paradisíaco rincón del Guadarrama cuyas vistas a las cumbres de Gredos nutren por sí mismas el alma.

Mientras ella me guiaba por su magnífica casa y su huerta, pensé en el hecho curioso de que no existe el antónimo de «Schadenfreude«, es decir, no hay palabra para describir con precisión el gozo que debería uno sentir al ver la dicha del otro. Una dicha como la que se podía percibir cuando mi amiga hablaba, con comprensible orgullo, de su hogar y su familia.

No. 

No tenemos a mano, al menos no en los idiomas que nos son más cercanos, nada que pueda parecerse a un opuesto de «Schadenfreude«. 

Quien sabe si esto será porque, cuando el animal humano contempla la fortuna de un semejante, el furor de la envidia, ese triste vicio que lleva consigo su propio castigo, tiende a sobreponerse a sentimientos mejores.

Tendríamos que acudir, para el antónimo, a una lengua como el pali, la variante sagrada del sánscrito clásico, usada por los primeros budistas.

Hay quien sostiene que en pali, existe y se usa la palabra «mudita«, para definir justamente el reverso luminoso del contento por el mal ajeno.

Da qué pensar que tengamos que recurrir a un idioma tan remoto, limitado y exclusivo como el pali para solucionar esta carencia de palabra, 

Pero yo no creo que «mudita» acabe siendo un término tan universal como «Schadenfreude«. 

No. No lo creo.

Porque algo me dice que la ausencia de la palabra no suele ser sino el forzoso trasunto de la ausencia de la cosa misma. 

O al menos de su rareza.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s