Parece ser que los mandamases del mundo se deciden a tomar ciertas medidas para frenar el calentamiento global. ¡A buenas horas!

Es sorprendente la falta de reflejos que tiene el ser humano como conjunto en relación a los problemas que también afectan al ser humano globalmente.

Pondré un ejemplo quizá no muy conocido. 

En el discurso de recepción del Nobel, Alexander Fleming dejó dicho que un mal uso de los antibióticos podría generar resistencia, y que eso representaba un peligro (“The time may come when penicillin can be bought by anyone in the shops. Then there is the danger that the ignorant man may easily underdose himself and by exposing his microbes to non-lethal quantities of the drug make them resistant”).

Y eso se dijo, fijémonos bien, en 1945.

Da la impresión de que pasaron muchas décadas hasta que se empezó a hacer frente al problema con cierta seriedad. Y parece haber ocurrido lo mismo con el cambio climático.

¡Oh, la Humanidad!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s