“¿Quién inventó la libertad de expresión?”, recuerdo que me planteó esto un día Marta, creo que apenas con ocho o nueve años de edad.

No supe bien cómo responder a esa curiosa pregunta. 

Pero, pensando un poco, y siguiendo el juego, me atreví a decirle a Marta que la libertad de expresión la inventó un político cordobés llamado Galio, hace casi 2.000 años.

“¿Cómo es esto?”, se estará preguntando el amable lector de este post. Lo mismo se preguntó Marta.

Bueno, pues es algo sostenible. Mi teoría se apoya en una historia que se nos cuenta en los Hechos de los Apóstoles, nada menos; así que tengo un aval divino para mi planteamiento…

El caso es que Pablo de Tarso llevaba más de un año predicando en la región vecina a Corinto, con gran éxito entre el gremio de fabricantes de tiendas y toldos, muy poderoso en la capital, Acaya.

Incluso el jefe de la sinagoga local, un tal Crispo, se había convertido al cristianismo paulista. Los judíos estaban que rabiaban y se la tenían jurada al de Tarso. Así que aprovecharon la llegada de Roma de un nuevo y presuntamente inexperto (alias «el Novato») prefecto cordobés llamado Galio (y hermano de Séneca, por más señas) para montar una manifestación ante su palacio, exigiendo el proceso y ejecución de Pablo por sus tesis en torno a la nueva religión.

Pero con un sabio de Córdoba habían topado esos capitostes de la sinagoga…

Sin contemplaciones, según se nos dice en Hechos, el prefecto hispano ordenó a sus lictores que expulsasen a mamporros a todos esos ruidosos manifestantes. Y, según se nos cuenta declaró que él solo podría juzgar sobre hechos, y crímenes (ἀδίκημά τι ἢ ῥᾳδιούργημα), nunca sobre denominaciones o palabras (περὶ λόγου καὶ ὀνομάτων).

¿Curioso, no es cierto? Todo un precedente del derecho a expresarse con libertad, sin riesgo de que los tribunales lo encierren a uno por ello.

Este Galión (o Gallio) ha pasado a la historia no tanto por ser el pionero de la libertad de expresión sino más bien por ser un ejemplo de quien no desea meterse en disquisiciones filosóficas o teológicas. Es otro punto de vista.

Precisamente esta última idea la recoge Kipling en un fantástico poemita dedicado al prefecto andaluz y que creo no ha sido debidamente traducido al castellano. Así que me apetece transcribirlo aquí, adaptándolo con cierta…libertad.

“Todo el día llevaban aquellos sayones

a la puerta de la prefectura

aullando por la sangre del hereje.

El tumulto evocaba insurrección

y despertó al Prefecto de su siesta.

Así habló Galio ante la masa:

“Si el Dios desciende de lo alto

o es el hombre el que a lo alto asciende,

Si este fabricante de tiendas y carpas

es el mismísimo Jupiter

o una deidad más joven,

no seré yo quien lo juzgue

no entro en esos temas 

de refinadas disputas teológicas

¡Guardias! ¡Echad a estos tipos de aquí

a palos si es preciso.

¡A mí estas cosas me traen sin cuidado!

¿Era el asunto una cuestión legal?

¿Alguien había negado la voluntad del César?

¿Por qué razón debería yo soportaros?

Esta es una cuestión de palabras y nombres.

Ya me se yo de que va este asunto.

No aceptaré ninguna de vuestras peticiones

¡Porque a mí estas cosas me traen sin cuidado!

Solo veo una cosa clara

Y espero que estéis también de acuerdo

El César de Roma me puso aquí

a fin de que salvaguardara su paz

la paz que vosotros queréis que se rompa

con todo ese lío de asuntos de conciencia,

¡y a mí estas cosas me traen sin cuidado!

Si os levantáis por un credo

y alborotáis pidiendo sangre,

yo solo actuaré frente a los hechos.

No permitiré la injusticia

sea cual sea la doctrina de la que brote.

Pero tanto si seguís a Priapo o a Pablo

a mi esas cosas me traen sin cuidado”

Un comentario en “Esas cosas me traen sin cuidado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s