Es conocida la afirmación de Nietzsche en el sentido de que la fe es más ansiada y deseada allí donde la voluntad falta (“wo es an Willel fehlt“); cuánto menos sabe uno cómo ordenar, tanto más necesita alguien que le ordene, ya sea un dios, un príncipe, una clase social, un médico, un padre confesor, un dogma, un partido político…

Tan pronto un ser humano alcanza la convicción esencial de que ha de ser “mandado”, se convierte en un “creyente”, en un follower, en un defensor de la pertenencia a alguna identidad.

Esta lúcida idea que encontramos en Die fröhliche Wissenschaft puede ayudarnos a entender la eclosión del fenómeno identitario. Todo es identidad en nuestro tiempo. Y todo es defensa y protección de la identidad. Identidad de raza. Identidad nacional. Identidad de creencias. Identidad de género. Identidad de no género…

Tal vez tanta ansiedad por afirmar la identidad se deba justamente a que no acabamos de encontrar nuestra propia y genuina identidad.

Somos incapaces de sentir estima por lo que meramente somos, tratamos entonces de sentirla por aquello a lo que pertenecemos o creemos pertenecer, ya sea una etnia, un color de piel, un territorio geográfico, una patria, una determinada orientación sexual. Es raro, pero es así. Aunque cueste mucho trabajo que alguien pueda sentirse orgulloso de lo que hicieron o dejaron de hacer sus antepasados del siglo XIII o de las apetencias sexuales que le son propias.

Así, resulta que hay pocas cosas más sobrevaloradas en nuestro tiempo que la identidad. 

Con tanta fiebre identitaria, corremos el riego de que, del desideratum ilustrado–libertad, igualdad y fraternidad–no nos quede casi nada, pues poca igualdad y fraternidad puede haber ante este paroxismo fanático de la identidad, 

Y tampoco mucha libertad, por cierto. 

Porque también la libertad se acaba viniendo abajo ante la pujanza de la identidad, esa nueva fe de los que no tienen fe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s