La pandemia ha anulado este año el tradicional asunto de la politización de la cabalgata de reyes. Marta me dice que menos mal, que ya empezaba a estar harta de esta nueva instrumentalización de los magos de oriente.

En realidad, siempre fue así y siempre seguirá siendo, virus mediante. Las cabalgatas y las procesiones fueron siempre actos cargados de significación social. Y, en concreto, los Reyes Magos han sido históricamente una utilísima herramienta de transformación social. Nacieron en tiempos de la Roma recién revestida del cristianismo como religión de estado, para significar la sumisión de la sociedad civil a la autoridad religiosa (o su conjunción). Siendo principalmente astrónomos, se convirtieron en reyes, tan solo en tiempos de Carlomagno, y lo hicieron para afianzar la superioridad del monarca en el escenario feudal del medievo. Y pasaron de dos a tres solo cuando Europa empezó a soñar su dominio sobre Africa.

Ingénieurs sociaux, llamaba Trexler a los Magos de Oriente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s