Marta me dice que Wan Hu era un perfecto lunático. Y tiene mucha razón.
Ciertamente, cuando nos referimos a alguien que no está en sus cabales, le damos de lunático. Tendemos a pensar que la luz temblorosa de la luna oscurece la sensatez y la razón, y solo vale, como mucho, para inspirar a los soñadores y a los poetas.
Tal vez por eso el futurista Marinetti (que ese sí que estaba chiflado) sostenía que era preciso asesinar al claro de luna…»uccidiamo il chiaro di Luna!«
Esto es muy paradójico. Porque a lo largo de la historia humana, si la Luna ha tenido algún papel ha sido precisamente el de leal aliada de la mente. No hay por qué matar al claro de luna, ni siquiera desde una perspectiva racionalista extrema.
–Pues ya me explicarás.
–Es fácil. La clave es fijarse primeramente en que pensar y medir son, en cierto modo, la misma cosa.
–No lo veo.
–En esencia, cuando pensamos, estamos ponderando, pesando, midiendo y valorando las cosas y sus relaciones. Fíjate que incluso el verbo pensar nos evoca, etimológicamente, la idea de estimar el peso de las cosas. Pensar es pesar.
–De acuerdo… ¿y?
–Pues que esto nos da la pista de la vinculación entre la Luna y el pensamiento. Porque la Luna es el primer instrumento de medida que utiliza el ser humano.
–Te refieres a la medida del tiempo, claro, a los meses y a los años…
–Eso es. Medir, situar en el tiempo el pasado, darle un peso a los días que transcurren, y hacerlo mirando a la Luna y registrando sus cambios…ese es el primer ejercicio de medida que realiza el homo sapiens. Y acaso también el primer vagido de pensamiento racional.
–Puede ser.
–Por eso, la raíz proto indoeuropea «me» o «mi«, que connota la idea de pensar o memorizar, es la que por una parte está detrás de la palabra «luna» en muchas lenguas indoeuropeas, como el inglés o el alemán (moon, mond…) y por otra, es también el antepasado de los términos que evocan el uso de la razón, como nuestra mente o el mind inglés. Ahí tienes la convergencia entre lo lunar y lo mental.
–Curioso.
–Observa también que en sánscrito, el verbo «mi» o «ma» (मा) significa al mismo tiempo medir y juzgar, y el sustantivo «miti«, indica a la vez, en sánscrito, medida y justificación o prueba de algo, y se vincula con nuestro «metro».
–¿Así que meditar y medir es, en sentido conceptual y también etimológico, la misma cosa?
–Ni más ni menos.
–Y tú piensas que la primera medida/meditación, la hizo nuestra especie observando las fases lunares…
–Exacto.
–Pero yo no veo que nuestra palabra «luna» tenga ninguna relación con tu famosa raíz «me«…
–Cierto. Es verdad que nuestra luna se deriva del latín, siendo un término vinculado a la idea de luz (lucinia, lux, lumen…). Sin embargo, los griegos llamaban «mene» a la Luna, lo que ya conecta visiblemente con mi «famosa» raíz proto indoeuropea «me«. Y es ese «mene» el que está vinculado con los ingleses mind y moon, por ejemplo. Y con nuestra «manía» (maino es enloquecer en griego), o nuestros «mental«, «mes«, o «menstrual«…
–Muy bien. Pero no se si al final me convence del todo este rollo filológico que te has marcado sobre la Luna y la razón o el pensamiento. Más allá de tus argumentos filológicos yo prefiero ver a la Luna en su aspecto puramente romántico, como la inspiradora de la poesía y del amor…
–Tienes razón. Pero eso tampoco está en contradicción con lo que te he contado. Fíjate que en antiguo alemán (hasta el siglo XV más o menos) se referían al amor con una palabra también vinculada a la raíz «me» y por tanto conectada con la Luna: «minne«. Minnesang eran aquellos poemas amorosos medievales del mundo germánico, como el maravilllloso «Unter der linden», que suelen verse como un antecedente de toda la lírica occidental moderna. ¡Pero es que minne significaba también «recuerdo» en alto alemán, y aún significa eso mismo en sueco moderno!
–Bien. ¿Y qué deduces de todo eso?
–Pues que tal vez, como acaso intuían esos antiguos germanos, el amor no es otra cosa sino la tierna, obsesiva y muy lunática persistencia de los seres queridos en nuestra mente y memoria. Así que pasen muchas lunas…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s