A medida que avanza el desconfinamiento se empieza a intuir que el mundo no va a cambiar tanto como se nos había venido diciendo. Da la impresión de que, como viene ocurriendo durante los 300.000 años de historia de nuestra especie, la terrible crisis no va a desviar demasiado al homo sapiens de su camino. El ser humano no suele cambiar mucho, por horrible que sea lo que le ocurre, ya se trate de guerras mundiales o tragedias biológicas. Cuando le sucede algo atroz, se apresura a buscar culpables y tan pronto la calma retorna, se dejan de lado a esos culpables y se vuelve a las andadas sin más. Históricamente, los culpables eran los propios pecados, Dios, el diablo…Ahora, los culpables han querido verse en la venganza de Gaia, la explotación animal, el monstruo neoliberal o los laboratorios chinos. Parece que pasarán a segundo plano no muy tarde. El mundo de mañana acaba siendo bastante parecido al mundo de ayer, como no le dio tiempo a comprobar al gran Zweig, a quien estoy releyendo estos días con supremo placer.

Sin embargo, sí que hay algo que se va a consolidar definitivamente tras la pandemia. Se trata del panmedicalismo, es decir, la ideología que hace de la salud el valor supremo, por encima de la justicia, la libertad, el amor, la dignidad, el bienestar…). 

El panmedicalismo, que ha alcanzado su apogeo absoluto durante esta crisis planetaria, condicionará todos los aspectos de la sociedad, ya sean políticos, económicos, jurídicos o de cualquier tipo. 

La salud, y solo la salud, es y será lo que importa. Habiendo salud, ya sabemos, lo demás no contará. Si algo es para proteger la salud, pues se acepta sin más. No se discute.

Tal vez esto lo intuyese Voltaire cuando hizo aquella broma suya tan conocida, que se ha interpretado generalmente al revés en los libros de motivación y autoayuda (interpretación panmedicalista, justamente): “j’ai decide d’être heureux parce que c’est bon pour la santé.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s