Walmart anunció hace unas semanas que comenzará a vender juguetes eróticos. Y hace un par de días ha anunciado que dejará de vender armas cortas. 

Alguien les ha debido convencer : es mejor hacer el amor que la guerra.

Las dos noticias son esperanzadoras porque WalMart es, técnicamente, la mayor tienda o red de tiendas del mundo. Sus más de 4.000 grandes almacenes están situados tan estratégicamente que el 92% de los norteamericanos declara vivir muy cerca de uno de ellos. Tal vez por eso, los norteamericanos compran en WalMart el 30 por ciento de los productos de consumo básico regular (los famosos staple goods, del francés estaple, mostrador, almacén o depósito ) que se consumen en los Estados Unidos (cuidado personal, limpieza, pan, leche, azúcar…).

Lo triste es que por muy grande que sea WalMart, y por muy loable que sea su sabia convicción de que es mejor amarse que matarse, estas dos decisiones no bastarán para aliviar significativamente el principal problema que afronta la Humanidad, que no es otro sino el imparable aumento en gasto militar. 

Como ejemplo, se puede señalar que el presupuesto anual del gobierno norteamericano dedicado a prepararse para la guerra se sitúa ahora en la astronómica cifra de 600 mil millones de dólares. 

Una cantidad casi idéntica a la de las ventas anuales de WalMart, curiosamente. 

Por lo menos antes de apostar por los juguetes eróticos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s