Escribí hace unos días un texto evocado por los espléndidos cipreses del Garda, compañeros de los olivos, viñedos y limoneros de ese paraíso mediterráneo que descubrimos, asombrados, a las faldas del Tirol, tras el largo viaje familiar de este verano. Son los mismos cipreses que también fascinaron a Goethe, cuando inició por allí su célebre viaje a Italia huyendo del frío teutón.

Me refería en ese texto a la simbología del ciprés, que en muchas culturas (incluyendo a los antiguos egipcios y a los antiguos persas) se vincula a la permanencia de la vida y el cuidado de los muertos, sin que esté demasiado claro el por qué. Mencioné algunas hipótesis, pero se me olvidó indicar la que podría ser más fascinante de todas.

El ciprés sobrevive al fuego. O al menos sobrevive a las llamas en mucha mayor medida que otros árboles. Esto es así, y se ha comprobado en diferentes incendios, algunos de ellos en tierras valencianas (en el año 2012 los agentes forestales descubrieron y constataron por primera vez este extraño fenómeno). La explicación es asombrosa. Al parecer, el ciprés percibe la proximidad de las llamas cuando la temperatura a su alrededor supera los 60 grados centígrados. En ese momento, el árbol libera a la atmósfera todo lo que contiene que pueda ser combustible: terpenos, toluenos, alcoholes…Una vez que estos hidrocarburos han sido evacuados, el ciprés no es más que un saco de agua que difícilmente puede arder. Cuando los cipreses vecinos reciben estas emisiones de elementos volátiles combustibles, ellos mismos empiezan a hacer lo propio, incluso antes de que perciban el aumento de temperatura. 

Puede que cueste creer esto, pero ha sido cuidadosamente demostrado.

Y entonces cabe pensar que los antiguos ya constataron esta mágica capacidad de los cipreses para defenderse frente a las llamas. Acaso eso les sugirió que, plantados en los cementerios, también los cipreses ayudarían a las almas a eludir los fuegos infernales. Quién sabe.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s