Parece ser que vuelve al mercado ese robot de cocina al que encontraron un micrófono oculto: un micro capaz de espiar lo que hacemos mientras guisamos. 

Pero ahora, al parecer el cacharro ese que vuelve ya no trae el micro espía. 

Una lástima porque ese micrófono implicaba la entrada simbólica (como ya escribí) del dios internet en el mundo de las cazuelas, uno de los últimos reductos todavía a salvo del Gran Hermano. 

Daba pleno sentido ese micro a lo que decía Santa Teresa cuando avisaba de que Dios también puede andar entre los pucheros, lo que a su vez sugería que acaso la de Avila conocía la famosa anécdota de Heráclito (que nos cuenta Aristóteles en Partes de los Animales) según la cual unos discípulos del presocrático se detuvieron a la puerta de su casa al ver que estaba horneando pan y entonces Heráclito les animó a entrar diciendo que también había dioses y diosas junto a su horno…(ειναι γαρ και ενταυθα θεουσ…). 

Debe ser cierto esto, porque hasta existe un dios de los fogones en la mitología china. Es, ciertamente, un dios menor creado por la Divinidad de Jade (Yuhuang Dadi) a partir de una chusca historieta en la que un amante se esconde del marido de su amada en el horno de la casa, y acaba convertido en cenizas. A partir de ese accidente, la amada cada día enciende ritualmente incienso ante el horno y ante la extrañeza del marido, ella se justifica diciendo que el horno es quien nos nutre cada día y que por ello merece un culto, lo que convenció al Emperador de Jade a convertir el horno en deidad…(la historia tiene más gracia, porque en realidad, el amante chamuscado era el previo marido de la mujer, que se había visto obligado a ceder a su esposa a un usurero a fin de pagar deudas de juego).

Que repongan por favor el micro en el robopuchero low cost. Con ello ya habremos llegado a la plenitud del escarnio y entonces podremos tal vez soñar con una rebelión cívica. Y planificarla bien mientras preparamos los últimos salmorejos del verano y mandamos saludos al Big Brother.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s