En algún medio he leído, esta semana que hoy termina, que un estudio científico muy serio ha demostrado la utilidad de que consumamos nueces si deseamos intensificar nuestras prestaciones sexuales. 

Así, es, querido lector. Resulta que los frutos secos tienen esa notable propiedad…

A lo mejor por eso, pensé al leerlo, en las fiestas nupciales de Marruecos, dejan a los novios un platito con estos frutos secos, para recuperar fuerzas durante la primera noche conyugal…

Pero, un momento, amable lector. Antes de que te precipites al supermercado más próximo, detén tu ánimo y reflexiona.

Si esto fuera de verdad así, tal como lo cuenta el ignaro plumilla del penoso digital, ¿no crees que el asunto habría tenido mucha mayor trascendencia mediática?

Lo mejor es, como siempre, echar un vistazo a la fuente.

El estudio, que ha sido publicado en Science Daily, resulta que lo ha dirigido el Dr. Salas Huetos y la Dra. Mónica Bulló, de la Universidad Rovira i Virgil en Reus. Y en realidad no trata de las nueces, sino de una combinación de frutos secos (nueces, almendras y avellanas).

Seguramente, el periodista ha traducido mal el inglés “nut”, que es un genérico. Suele pasar.

De entrada, ya surgen sospechas que algo va mal cuando descubres que la investigación que ensalza hasta este punto a los humildes frutos secos, elevándolos a la categoría de viagra natural, se ha realizado, mira por dónde, en Reus, que es la verdadera capital europea de los frutos secos, allí donde está establecida una conocida marca comercial con nombre muy literario, y donde opera una de las mayores plantas de envasado de Europa de frutos secos, con capacidad para el procesado de 25 mil toneladas al año de este tipo de alimentos. Uy uy uy…

Luego te enteras de que el estudio ha sido financiado por el International Nut and Dried Food Council.

Vaya por dios.

Y entrando más a fondo en el estudio, descubres que el estudio se ha realizado comparando el efecto de los frutos secos entre dos grupos de varones realmente mal alimentados (mucha grasa, mucho alimento procesado).

Por lo tanto, si se pudiese obtener la conclusión de que los frutos secos son buenos para mejorar la vida sexual, habría que aclarar que eso solo parece haberse demostrado si los que empiezan a consumirlos son personas habitualmente mal alimentadas, lo que puede o pued no ser tu caso, querido lector.

El objetivo último del estudio de Reus era detectar si el consumo de frutos secos incidía en los niveles de óxido nítrico y e-selectina en el flujo sanguíneo periférico, puesto que al inicio de la investigación se había comprobado que quienes afirmaban tener una mejor vida sexual tenían altos valores en los mencionados marcadores. El impacto de los frutos secos en el aumento de esos niveles no ha sido probado en absoluto. Todo lo contrario.

Los niveles permanecieron idénticos tanto para los que se hartaron a frutos secos como para los que no los cataron….El estudio se ve obligado a reconocerlo.

Sí es verdad, empero, que el estudio constató ciertas mejoras en la cuenta de espermatozoides, en su vitalidad y su motilidad, que parecían atribuibles al consumo de frutos secos.

Eso sí es un dato objetivo. Pero la presunta mejora en la actividad sexual de la que hablan los periódicos (y que es lo que le interesa realmente al personal) solo fue una simple conclusión obtenida a partir de preguntas explícitas a los participantes en la investigación. Sin ninguna objetivación científica. Muy poco fiable.

Por lo tanto, estamos ante una investigación a) financiada por los fabricantes de frutos secos, y que b) se limita, en realidad, a decirnos que si nuestra dieta es muy mala, nos vendrá bien, para la calidad de nuestro esperma, añadir un puñado de este tipo de alimento cada día (tal vez simplemente porque desplazará el consumo de alimentos procesados y grasas trans, como hubiese ocurrido si en lugar de frutos secos nos hubiésemos hinchado a brócoli). 

Pero desde luego, por sí mismos, los frutos secos no nos convertirán en sex machines.

Una lástima. Y un ejemplo de la superficialidad y falta de rigor del periodismo actual, que se combina a menudo con el triste fenómeno de la corrupción de la investigación médica por parte de los intereses comerciales.

De todos modos, yo me voy a llevar un puñado de nueces esta mañana, cuando salga en la bicicleta. Y alguna avellana también.

Es que nunca se sabe.

Un comentario en “Frutos secos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s