En “El Alquimista”, Paulo Coelho escribió aquello según lo cual “cuando realmente queremos una cosa, el universo entero conspira para que podamos realizar nuestro deseo”.

Evidentemente, esto es rematadamente falso, pese a haberse popularizado tanto (¿o no será que una cosa lleva a la otra…?).

En realidad, al universo le importa un pimiento nuestros deseos…

Y no puede haber nada más erróneo que esperar la más mínima colaboración del cosmos en nuestras cuitas.

Estamos pues ante una más de las incontables majaderías que inundan los libros de autoayuda, en los que está el origen de tantas frustraciones y decepciones de los ingenuos.

En este universo, que básicamente está vacío, mas vale que no confiemos en que alguien escuche nuestros gritos, y que por el contrario, tomemos humildemente en las manos las herramientas para llevar a cabo, por nuestra cuenta y sin otro concurso que nuestro esfuerzo, aquello con lo que soñamos.

Lo curioso es que la idea de la conspiración cósmica ni siquiera es propia de Coelho. 

Coelho debió inspirarse en este caso  en un gurú de la selfhelp de primera hora, un tal Douglas Harding, quien gustaba de asegurar que, desde el momento en que nos comprometemos con algo, la Providencia se pone igualmente en marcha a nuestro favor. Y que lo hace–nos dice Harding– mediante un completo encadenamiento de acontecimientos, situaciones e incidentes.

Circula por ahí esta idea de Harding, en la forma de un poemita escrito por él y falsamente atribuido en las redes a Goethe, acaso porque el sabio alemán sí pudo haber dicho lo que el vate irlandés John Anster escribió, inspirándose en el autor del Fausto: la audacia encierra en sí misma genio, poder y magia…

La frase de Coelho sobre el universo y su conspiración nos está diciendo el mismo disparate que Harding sostiene en su poema y que Anster escribió en su traducción libre de Goethe. 

Solo que Coelho lo expone de una forma más expresiva. 

Eso hay que reconocérselo al exitoso fabulador brasileño.

Pero, querido lector… ¿conspiraciones cósmicas? Como no sea la de los necios…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s