Me preguntan por la palabra “harraka” que utilicé anteayer en el contexto del comentario sobre Salvini, ese bufón que, impone multas a quienes rescaten inmigrantes en el Mediterráneo; ese payaso populista, xenófobo, nacionalista y supremacista, que besa el rosario en público y encomienda Italia a la Virgen María, olvidando por cierto que ese personaje bíblico al que alude debió ser una mujer virtualmente indigente, extranjera, habitante del otro lado del mar que sirve de frontera a Europa y que, al menos según cuenta el relato evangélico, supo muy bien lo que era la persecución, la injusticia y la huída. 

Tal como hacen los miles de harrakas que cruzan el mar para llegar, con suerte, a nuestro continente. 

Porque eso es precisamente lo que significa “harraka”. Emigrante desesperado.

Harraka es palabra árabe relacionada con el verbo que significa “quemar” y  denota eso: emigrar, huir, escapar, quemar las naves que nos unen con un presente o pasado invivible.

Los harraka son, sí, los que material o figuradamente cruzan las fronteras y queman sus papeles para que nadie les pueda devolver al infierno de donde vienen. 

Quien sabe si el castellano “haragán”, de etimología misteriosa y no confirmada, tiene algo que ver con los vagabundos que rondaban las fronteras de los reinos cristianos en la España medieval en busca de nueva vida.

Harraka es una palabra que, por cierto, también hubiese comprendido muy bien el personaje bíblico al que se encomendaba el otro día el demagogo lombardo al servicio de Bannon, ese granuja que pone precio al kilo de carne humana, como si fuese un nuevo Shylock. 

El aramaico “hrr” tiene el significado de quemado o calcinado. El verbo hebreo hara tiene también el significado básico de “quemar” o “incinerar”. Y en cananeo, “hry” significa enfadado o airado.

Enfadado y airado, tal como deberíamos estar cualquiera de nosotros al escuchar al canalla que aspira ser un nuevo y grotesco Duce del país más bello del mundo y cuya resistible ascensión es de esperar que alguien allá detenga más pronto que tarde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s