Ayer, cierto político, desde su infortunada prisión preventiva, ha justificado la decisión que en su día tomó de no eludir la justicia, y afrontar con ello el largo-y acaso muy excesivo- cautiverio que ahora padece.

Hasta ahí todo bien. Esa decisión le honró.

Pero lo inquietante es que para justificar esa entrega a la justicia, ha mencionado tres ejemplos de la misma actitud que, según él, nos ofrecen otras tantas personalidades históricas. Se comparó, implícitamente, nada menos que con Sócrates, Séneca y Cicerón, quienes, según nos aclara, tampoco huyeron de quienes les perseguían… “por sentido de responsabilidad.”

Más allá de la vanidad que representa la asimilación a esos gigantes del pensamiento (vanidad que parece atributo inseparable en la personalidad de todo líder político), lo cierto es que la comparación es más que discutible. Al menos en el caso de Cicerón.

Cicerón, en realidad, hizo todo lo posible por escapar cuando fue condenado por los triunviros. Algo muy humano, ciertamente.

Según nos cuenta Apiano, al tener noticia de la condena, Cicerón intentó huir apresuradamente en una pequeña barca, pero resulta que se mareaba. 

De modo que volvió a tierra firme y se escondió en una aldea cercana a Caieta.

Cuando, en medio de la noche, sus perseguidores, conducidos por Laenas, se acercaron a su refugio, unos cuervos chivatos comenzaron a croajar y eso alertó a los ayudantes del eximio orador. Estos se apresuraron a envolver al prohombre en las sábanas y se dispusieron de nuevo a llevarlo a la barca en una camilla. Pero Laenas les ganó por la mano; encontró la camilla en la que se escondía Cicerón, sacó su cabeza de las sabanas y se la cortó. Era el 7 de Diciembre del 43 a.c.

Así terminó sus días Cicerón, que fue un admirable pensador, político, orador y escritor pero que, a juzgar por sus biógrafos, solo mostró cierto valor…cuando se enfrentó en el Senado a un insidioso…golpe de Estado. Al de Catilina, concretamente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s