4364763145_57b5715f61_b.jpg

En un post reciente, mencioné el caos que se aprecia en los medios y entre los políticos en la forma de referirse al denominado Ejército Islámico. Es una confusión muy significativa que revela nuestras muchas contradicciones y temores. Cuando tememos a las cosas, nos refugiamos en los nombres.

Alguien me ha preguntado cuál sería la forma más correcta, al menos desde el punto de vista estrictamente lingüistico. Me limitaré hoy a indicar que usar Daech o Daesch, como veo cada vez más a menudo, es muy incorrecto, si lo hacemos en un texto o discurso en castellano, porque esas formas son la mera transliteración mecánica del acrónimo que usan los ingleses o franceses. El acrónimo sintetiza (ad) dawla aislamiya (fi l) iraq (wa) sam. Dawla significa en árabe «turno», «ciclo». En los campos de nuestro levante se sigue usando dula para referirse a los turnos de riego de las acequias. Turno equivale entre los árabes a ciclo, vicisitud, y por eso tiene también en árabe el sentido de «estado» o ciclo de gobierno (nosotros nos referimos ocasionalmente al «turno» cuando hablamos del gobierno rotatorio de la Unión Europea ). Lo que no significa dula es ejército, aunque nosotros queramos verlo como tal. Al islamiya significa islámico, obviamente. Iraq es Irak, derivado del antiquísimo Uruk, posiblemente «ribera» o «banco de arena». Y sam o as sham es el nombre clásico árabe para referirse a las tierras que los occidentales decidimos llamar Siria, si bien literalmente sam significa Norte (no Levante) porque para los habitantes de la península arábiga, «Siria» era obviamente el norte.

Por lo tanto, nuestro acrónimo debería ser en todo caso Dais, y si decidimos enunciar completo el nombre deberíamos decir «Gobierno Islámico de Irak y Siria«, no «Ejercito Islámico de Iraq y Levante«. Y ya puestos, hasta podríamos decir Dula Islámica de Irak y Siria, pues, como he dicho, dula es palabra que está por derecho propio en nuestro diccionario. Pero quedémonos con Dais, y aprovechemos para recordar que los nombres de las cosas no son inocentes. Son la cosa menos inocente que hay.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s