Altan

La última viñeta de Altán en La Republicca lo resume todo. Y creo que se aplica tanto a Italia como a España. A España más, incluso.
Allí: dejando aparte a los que lo han cogido, ninguno de nosotros ha cogido un duro…
Y aquí..”hagamos abstracción de la corrupción…”, “nuestros sistemas de adjudicación de contratos públicos son impecables” (dejando aparte los que no lo son, ha olvidado añadir).
¿Cómo es posible tanta aceptación de la desverguenza y tanto ultraje a la razón?
Acabo de leer una entrevista a Felix de Azúa que podría dar la pista. Merece la pena entresacar algunas de las valientes respuestas del filósofo, poeta y catedrático de Estética, en contestación a las preguntas del periodista. No me atrevo a hacer ningún comentario adicional:
“Hay que limpiar el país de amiguetes, cosa difícil cuando todos los políticos se jubilan en las grandes compañías. No podemos seguir pagando jubilaciones de inútiles con el recibo de la luz y el teléfono…la situación política de España puede definirse como conflicto en la finca, los señoritos alterados. Hay dos peligros, que gane el PP y que gane el PSOE, los primeros porque son un desastre insoportable, y los segundos porque no son absolutamente nada, o son algo distinto en cada provincia…la izquierda populista (personajes como Monedero, Colau, Zapata…) surge del odio a la educación en España y del botellón; ellos no lo saben, pero son la continuación de Franco, como lo era ETA. Son la demostración de cómo ha funcionado la LOGSE y del lamentable estado de nuestras universidades. Este es un país analfabeto y narcisista. La desdicha es que la izquierda, que debería haber impuesto en el país algo de racionalidad e ilustración, es aún más analfabeta y narcisista que la derecha…la responsabilidad de los medios de comunicación españoles en la actual situación política es muy alta, especialmente la televisión, la peor de Europa, aunque no conozco la rumana. En relación con lo que ocurrirá en Cataluña en los próximos meses, solo caben dos posibilidades, o el gobierno se toma en serio sus responsabilidades y obligaciones y protege a sus ciudadanos, o estallará la violencia. La dejadez gubernamental ha permitido que avance el fascismo provincial de un modo insensato. Veremos si se puede remediar ese dislate o es ya demasiado tarde.”

Un comentario en “Altán y Azúa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s